El ERTE de Vitrasa, impugnado

El Comité de Empresa de la empresa Viguesa de Transportes, S.L. (VITRASA), con representación de UGT, tramita a la autoridad laboral la impugnación del ERTE de la empresa de transporte público de la Ciudad de Vigo. Los motivos en que se basa la denuncia las formas que la empresa tiene de interpretar el RDL 8/2020, concretamente en lo referente al tipo de ERTE solicitado por la concesionaria del transporte urbano en la ciudad de Vigo.

La empresa intenta “colar” un ERTE de fuerza mayor y con efectos retroactivos cuando no existe justificación ni legal ni causal que amparen dicha situación. En Concello de Vigo no resolvió reducir un 50% el servicio el día 15 de marzo tal y como dice VITRASA en la documentación aportada, por lo que dicha documentación carece de veracidad.

Por otro lado, la empresa dice adjuntar una planificación de servicios de cara a los próximos 15 días, pero se queda solo en una enumeración pues no aporta dichos documentos de programación. Este error no parece un error puesto que se ha solicitado a posteriori por el Comité de Empresa y no se ha facilitado, entendiendo la parte social que se oculta información y se pretende vestir el ERTE paso a paso con el fin de que la empresa salga lo más beneficiada posible de unas ayudas y situación actual que pagamos todas las personas de este país y, por encima, que va en detrimento de los intereses de las personas trabajadoras de Vitrasa.

UGT tampoco ve con buenos ojos que se incluya a todo el personal, puesto que oficinas y talleres siguen realizando su trabajo sin disminución alguna, ya que no están afectados al tener cubierta su actividad diaria reglamentaria. Dicho esto, estas personas no deberían sufrir los efectos del expediente de regulación de empleo. Este hecho no es más que una evidencia de que la avaricia por acogerse a un ERTE está venciendo a los criterios objetivos y democráticos en los que se basa un expediente de este tipo.

FeSMC UGT seguirá defendiendo la legalidad en VITRASA y en el resto de centros de trabajo en los cuales se pretendan invocar actividades lesivas para el personal trabajador y que no atienda a una situación irremediablemente excepcional en la que, como siempre, el trabajador es el primero que arrima el hombro. Por eso, se ha producido la denuncia del ERTE ante la autoridad laboral competente con la finalidad de que no se autorice con una base poco legal y clara.

VITRASA, así NO.