UGT NO firma el nefasto convenio de mercancías de Lugo

La historia del convenio de transporte de mercancías de Lugo es un poema. Tras más de 7 años sin convenio por culpa de una mayoría absoluta e incompetente de CCOO, se ha llegado a un nuevo acuerdo de convenio, de 2014 a 2022. Esta nueva firma ha sido fruto de la misma mayoría absoluta del sindicato mencionado y con un texto definitivo impuesto por la patronal (por llevar la batuta en las negociaciones), que han firmado sin pestañear.

Cabe señalar que la reapertura de las negociaciones se realizó tras una solicitud de mediación interpuesta por UGT, sino, seguiríamos esperando.

UGT y CIG habían presentado una plataforma negociadora conjunta, seria y que abordaba asuntos demandados por el sector y analizaba un importante número de artículos. La parte salarial también era importante tras más de siete años sin subida salarial. Desgraciadamente no se han incluido ninguna de las demandas realizadas e incluso no se han podido ni negociar.

CCCOO presentaba una plataforma escasa la cual, en el documento final, resulta que NO ha satisfecho completamente ninguna de sus tres propuestas. UGT se ha opuesto radicalmente a la firma de un acuerdo malo para todas las partes, menos para la patronal.

Varios son los porqués de UGT para no firmar:

Porque las personas trabajadoras pierden una importante cantidad de dinero, tras más de 7 años sin subida salarial, en este nuevo convenio no se establecen atrasos, los cuales se venden por una irrisoria cantidad de apenas 300 euros en un pago único, no consolidable.

Porque los salarios se actualizan tarde, mal y arrastro. Apenas se actualiza el IPC en los 5 años pasados, y lo mismo ocurre en los 2 años siguientes. La subida es de tal solo un 3% en 5 años y casi un IPC raspado en los años venideros. Por encima, se aplican desde la firma, perdiendo todavía más atrasos y más poder adquisitivo.

Porque hace especial mención, se modifica el convenio y se legisla a favor de las empresas sobre los tiempos que se considerarán «tiempo de descanso».

Porque como novedad, las empresas pueden disponer de dinero a crédito a través de las bajas laborales. Las cuantías referentes a las pagas extra que la Seguridad Social liquida con las empresas durante una incapacidad laboral no se pondrán a disposición de la persona trabajadora, pudiendo la empresa retenerlas hasta que se haga efectivo el pago de la extra.

Porque habilitan y reducen el permiso de lactancia de forma acumulada. Hay casos en los que pueden ser 18 días, lo normal son 15, pero CCOO y la patronal lo tasan en 12 días. Aún por encima de ser un sector que trabaja (a disposición), casi los 365 días al año, reducen hasta en esto computando jornadas maratonianas para llegar a este cálculo. Para más inri, no se establece de forma clara que sean días laborables y que se inicie el permiso después de que la persona trabajadora realice el descanso semanal tras un servicio. Por otro lado, no estaría de más seguir Indicando en el texto que los pueden disfrutar el padre o la madre, pero al ser un sector con mucha tasa de empleo masculino, prefieren quitarlo y crear controversia para que los disfrute sólo la madre.

Porque dejan en el aire las obligaciones de formación de las empresas en materia de seguridad y salud laboral por culpa de una nueva y desacertada redacción.

Por estas razones UGT ha dicho NO a la firma del acuerdo y deja en mano de las personas trabajadoras poder revertir esta situación dando el apoyo a UGT en un sector en el que las elecciones sindicales y el resultado global provincial están monopolizadas por grandes empresas en las que resulta muy difícil conseguir candidatura a un sindicato que no lo pone nada fácil como es UGT.