La Policía tiene que intervenir en la estación de Renfe en Pontevedra

Por tercera vez este mes, la Policía ha tenido que intervenir para calmar a las personas viajeras que reclaman más servicios, lo que provoca situaciones de tensión en las estaciones de la provincia de Pontevedra.

Desde la Unión General de Trabajadores, UGT, ante la situación de precariedad que se viene dando y denunciando en el canal de venta (taquillas de Renfe) de la provincia de Pontevedra, queremos hacer un llamamiento de respeto y consideración hacia los profesionales de dicho canal, tan víctimas de esta situación como los propios viajeros.

Dicho personal acude puntualmente a sus puestos de trabajo para atender a los clientes con los medios de que dispone. Muchas veces la frustración de los viajeros ha generado todo tipo de insultos, vejaciones e incluso agresiones, como ayer en la estación de Pontevedra, donde fue necesaria la presencia de la Policía Nacional por tercera vez en este mes.

Desde nuestra central sindical, rogamos comprensión a los usuarios del ferrocarril en la provincia y nos comprometemos a atender el servicio con la mayor lealtad y respeto hacia los viajeros con los pocos efectivos de que disponemos.

La confección del gráfico de turnos es cada día más complicada, y a día de hoy se está garantizando gracias al excepcional comportamiento y profesionalidad de dicho personal, que día tras día accede a cambios y supresiones de descansos, que la empresa no merece, pero que se hace como muestra de respeto y gratitud hacia nuestros clientes.