UGT denuncia el fraude en la contratación y los despidos en las tiendas de Zara de A Coruña

FeSMC inicia una serie de movilizaciones contra las formas de entender la legislación laboral de Zara, comenzando en el día de ayer con la concentración en la plaza Marineda City (A Coruña), y siguiendo el día 11 de este mes, con otra concentración en la Plaza de Galicia (Santiago de Compostela), delante de la tienda a las 12 horas, para pedir la readmisión de las trabajadoras despedidas.

​El Sindicato de Comercio de Galicia FeSMC-UGT, quiere denunciar públicamente el fraude en la contratación temporal y los despidos que están sufriendo la plantilla de Zara en la provincia de A Coruña, empresa buque insignia de la multinacional Inditex.

Desde la Sección Sindical de UGT en Zara España S.A. de A Coruña, con la colaboración de los servicios jurídicos del sindicato UGT, detectamos que existía un grupo muy elevado de trabajadoras/es con contratos eventuales eternos, desde 2012 e incluso algún caso 2009. A finales de 2016 empezamos a revisar los contratos, detectamos que eran fraudulentos, contratos eventuales que deberían de ser indefinidos. Esta modalidad de contratos fraudulentos le permite tener trabajadoras/es sin calendarios laborales estables y distintos a los de la plantilla indefinida, sin vacaciones, menor salario puesto que no acumulan antigüedad (plus de permanencia, 263,4€/año cada cuatrienio) y sin exigir sus derechos por miedo a no ser renovado.

Después de examinar toda la documentación, a mediados de 2017 decidimos poner en conocimiento de la inspección de trabajo dichas irregularidades, temiendo que la empresa finalice algunos contratos y no los vuelva a llamar como había pasado en alguna ocasión. A principios de 2018 la inspección de trabajo insta a la empresa a transformar 38 contratos eventuales en indefinidos, los considera fraudulentos tal y como nosotros habíamos manifestado en nuestra denuncia.

En nuestra denuncia también solicitamos la subida de horas de todo el personal indefinido. Una gran parte de la plantilla tiene contratos a tiempo parcial, pocas horas, menos salario. A pesar de los acuerdo alcanzados para que la plantilla suba de horas, INDITEX hace todo lo posible para que esto no pase.  Este punto no fue posible.

Para UGT conseguir la transformación de 38 trabajadoras/es de contrato eventual a indefinido de un golpe, es una alegría y una gran conquista de las/os trabajadoras/es, pero con la situación existente en las tiendas ZARA, insuficiente. A nuestro entender existían más personal con contratos eventuales fraudulentos, durante toda la investigación que realizo la inspección, también se generaron más.

La empresa después del requerimiento de la inspección, empezó a finalizar contratos que estaban en fraude para evitar transformarlos indefinidos, una actuación rastrera por parte de INDITEX. Nos pusimos en contacto con las/os trabajadoras/es afectados para que denunciaran, poniendo nuestros servicios jurídicos a su disposición, no todas/os quisieron denunciar pero si unas/os cuantas/os. En el acto previo al juzgado, SMAC, con las primeras denunciantes, la empresa ya reconoció el despido improcedente, ofreciendo la indemnización por despido que corresponde a contrato indefinido. La empresa reconoce que son personas validas, pero prefiere despedirlas y seguir con contratos precarios.

INDITEX tiene un código de conducta y prácticas responsables, en su artículo 4.3 dice: ” Inditex considera a las personas como factor clave empresarial, defiende y promueve el cumplimiento de los derechos humanos y laborables y se compromete a la aplicación de la normativa y buenas prácticas en materia de condiciones de empleo, salud y seguridad en el puesto de trabajo”. Despedir a trabajadoras válidas no es cumplir derechos laborales, realizar contratos fraudulentos no es aplicar la normativa, finalizar contratos de trabajadoras que necesitas porque luego contratas no es una buena práctica en materia de condiciones de empleo.

INDITEX también firma acuerdos internacionales de cumplimiento de normativa laboral en los distintos países. Queda claro que es todo fachada, a su buque insignia, ZARA, le da igual todo esto.

El 99% de las afectadas son mujeres, cuando por fin parece que está en el debate público la igualdad real entre hombres y mujeres, donde las grandes empresas, con plantillas donde mayoritariamente hay mujeres, debe de dar ejemplo para andar el camino que convierta esta igualdad en real, evitando la precariedad y con contratos dignos, el grupo INDITEX permite este tipo de prácticas a su mayor empresa ZARA.

UGT no va a permitir estos despidos, solicitamos la readmisión de las trabajadoras, que se regule la contratación temporal y se acabe con el fraude en la contratación.

Por ello, ayer nos concentramos en la plaza Marineda City (A Coruña), y el  día 11 de este mes, nos concentraremos en la Plaza de Galicia (Santiago de Compostela), delante de la tienda a las 12 horas, para pedir la readmisión de las trabajadoras despedidas.