Comienzan las movilizaciones en el Real Aero Club de Vigo

Los empleados del Real Aero Club de Vigo inician movilizaciones desde hoy, martes 10, y de forma indefinida, con el fin de desbloquear las negociaciones entre la Comunidad de Montes de Cabral y el Aero Club.

UGT y los empleados del Real Aero Club de Vigo dan hoy un paso al frente en la defensa de los puestos de trabajo, y para ello se han convocado movilizaciones en diferentes puntos de la ciudad, comenzando el día de hoy, de 13:30 a 15:00 horas y de forma indefinida.

Como medida de presión inicial, estas concentraciones tratan de impulsar el desbloqueo de las negociaciones que mantiene su empresa con la Comunidad de Monte de Cabral, por el alquiler de los terrenos donde el Real Aero Club de Vigo realiza su actividad desde el año 1951, siendo así el club de golf decano de Galicia y uno de los emblemas de la ciudad de Vigo.

Los trabajadores y sus familias son los afectados más directos, viéndose comprometida su subsistencia por culpa del bloqueo en las negociaciones existentes entre terceros, los cuales son perfectamente conscientes de esta situación y, tirando de responsabilidad, deben aportar una solución a la mayor brevedad posible.

Se han mantenido diversas reuniones con ambas entidades, tanto por separado como conjunta, en las que nos han manifestado que los empleados son su máxima preocupación. Aunque a la vista de los hechos, esta preocupación se queda en una mera declaración de intenciones y, día a día, la situación se vuelve más insostenible.

UGT, la representación legal de los trabajadores y la plantilla no permitirán que los intereses particulares en las negociaciones pesen más que la estabilidad laboral de los trabajadores.

Hacemos un llamamiento a todas las partes implicadas; socios y comuneros, para que a través de sus respectivas juntas directivas realicen un esfuerzo e intenten llegar a un acuerdo de futuro. Aparte de los intereses propios de cada colectivo, estos deben tirar de empatía y asumir la difícil situación de los trabajadores del Real Aero Club, de la cual son totalmente responsables.

No busquemos culpables, sino soluciones, con las cuales llegaría un deseado acuerdo con el que, estamos seguros, saldríamos ganando todos.